Orificios abundan en calles y aceras de Santo Domingo y todo el país

Comparte Con Tus Amigos:
RSS
Follow by Email
Twitter
Visit Us
Follow Me
YouTube
Instagram

Falta de tapas en imbornales un grave peligro en la capital y muchas municipios del país

Importantes vías de la ca­pital y sus aceras, al igual que en decenas de municipios del país se tornan peligrosas para la circula­ción vehicular y peatonal, debido a la cantidad con­siderable de agujeros que permanecen abiertos des­de hace más de un año.

Las causas se atribuyen al robo de las tapas y parri­llas de los imbornales por parte de personas des­aprensivas, que sin repa­rar en el daño que causan a la población, las sus­traen para comercializarlas en talleres de fundición.

Choferes y peatones entre­vistados manifestaron que por lo regular son sorprendi­dos por estos agujeros jus­to cuando los tienen bajo las gomas de sus vehículos o sus pies, por lo que llama­ron la atención de las au­toridades competentes pa­ra que coloquen las tapas y parrillas sustraídas.

Existen decenas de imbor­nales abiertos en las aveni­das 27 de Febrero y Máxi­mo Gómez, y en esta última vía es donde más hay, pero en todas las calles del ba­rrio Villas Agrícolas los agu­jeros proliferan.

El mismo panorama se ob­serva en otros barrios de la Capital, donde la gente cuenta historias personas que han falseado y caído dentro de estos huecos du­rante aguaceros.

Miguel Félix manifestó que frente al peligro de chocar o que choquen a cualquier chofer que al momento de esquivar un hoyo, hace una pirueta, se suma el daño que sufre el vehículo cuan­do de forma sorpresiva cae en uno de estos agujeros.

Daños
“Mira bien, caer de repente en uno de estos hoyos pue­de implicar daños en el ca­tre del vehículo, en el tren delantero, ruptura de ter­minales del guía, deterio­ro de los amortiguadores y torcedura de los aros”, ex­plicó.

Contó que recientemen­te tuvo que someter su ve­hículo a mantenimiento, lo que incluyó alineación y balanceo, y lo atribuyó a las tantas veces que ha caí­do en estos hoyos.

De igual forma, Miranda Rosario dijo que lo que más le preocupa en su barrio con los huecos en las ace­ras, pues representan una amenaza tanto para niños como envejecientes, por­que pueden resultar lesio­nados por una caída.

En algunos barrios le co­locan un tronco al agujero para alertar al peatón o al chofer de su existencia, pe­ro la mayoría no tienen nin­gún aviso. Otros están re­pletos de desperdicios.

CIFRAS
Malestar.

En el recorrido de un equipo de LISTÍN DIA­RIO los reporteros pu­dieron observar que va­rios vehículos cayeron dentro de los hoyos y sus conductores solo atinaban a decir impro­perios.

Fundición.
Regularmente esas ta­pas y parrilas de los im­bornales son sustraídas para venderlas a nego­cios de fundición.

Tránsito.
En algunos puntos los agujeros por falta de ta­pas y parrillas ralenti­zan el tránsito y provo­can taponamientos.

Fuente: Listín Diario

Comparte Con Tus Amigos:
RSS
Follow by Email
Twitter
Visit Us
Follow Me
YouTube
Instagram

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Usamos cookies para asegurarnos de brindarle la mejor experiencia en nuestro sitio web. @manaystudio