Makandal… lo mejor de 2022 en teatro, hasta ahora

Comparte Con Tus Amigos:
RSS
Follow by Email
Twitter
Visit Us
Follow Me
YouTube
Instagram

Makandal debió de ser este fin de semana el centro de atención de la crónica artística y teatral dominicana.


SANTO DOMINGO, República Dominicana.-Tras salir de la presentación de Makandal, en el Palacio de Bellas Artes, uno se pregunta: ¿Por qué no han acudido en masa los periodistas de arte? ¿Por qué se llenó de público la sala Máximo Avilés Blonda cuando se comparan la calidad de la propuesta con el precio de entrada, de apenas cien pesos? ¿Por qué a nadie se la ha ocurrido llevar la historia de Makandal al cine?.

Quienes no hayan visto esta pieza, hoy domingo desde las seis y treinta, es la oportunidad. Teatro valido y valiente. Oloroso a honores y premios, aun cuando nunca los alcance.

De operar como debiera el sistema de evaluación y premiación del arte (popular/clásico) Makandal, producción de la Compañía Nacional de Teatro, debería ser, en relación con lo presentado a escena hasta hoy, (abril) la producción teatral de mayor calidad escénica y autenticidad nacional en el 2022. Lo logrado por Fausto Rojas, director, actuando sobre dramaturgia de Haffe Serulle, quien trabajó sobre el poema épico/folclórico/mágico/religioso La metamorfosis de Makandal, pieza poética de extrema calidad en su terminación y comparable a otros poemas épicos nacionales:

  • Hay un país en el mundo, de Pedro Mir
  • Compadre Mon, de Manuel del Cabral, o
  • Yelidá, de Tomás Hernández Franco.

Haffe Serulle logra una dramaturgia que lleva a escena la palabra de Manuel Rueda, para validar el que un poeta vuelve a vivir, cada vez que su poesía resuena.

Serulle supera con elegancia y sentido escénico la enorme dificultad de gerenciar textos de un gran poema para que sean los parlamentos de una pieza teatral Los fallos Nos da la impresión de que el montaje es excesivo en tiempo en escena. Casi dos horas. Dos horas Es mucho. Debió tener una hora y 20 minutos, resumiendo aspectos editables.

De hecho, la producción tiene varios momentos que parece terminar, pero sigue y sigue…

Gran montaje

Makandal se resuelve en el disfrute de la calidad plena, pese a algunas soluciones escénicas que pudieron haber sido mejor, tanto por sus actuaciones que reflejan un trabajo interpretativo a fondo, como al auxilio de sus recursos técnicos.

En algunos momentos percibimos sobreactuación, pero nada que afecte la impresión general.

Lo técnico Escena de Makandal, producción de la Compañía Nacional de Teatro, dirigida por Fausto Rojas. Johnnie Mercedes, Yorlla Castillo, Miguel Burarelli y Orestes Amador en uno de los cuadros escénicos de Mackandal.Escena de Makandal, producción de la Compañía Nacional de Teatro, dirigida por Fausto Rojas. Johnnie Mercedes, Yorlla Castillo, Miguel Burarelli y Orestes Amador en uno de los cuadros escénicos de Mackandal.

La escenografía adecuada y efectiva, de Fidel López; el diseño lumínico de Bienvenido Miranda marca el dramatismo simbólico de sus cuadros, el efectivo y vestuario expresionista de Cromcin Domínguez, maquillaje y peluquería de Francis de la Cruz; el ilusionista efectivo es César Báez.

Nadia Nicola que fue responsable de poner a cantar debidamente, a los personajes y la musicalización original de Vadir González, producida frente al público.

Lo actoral

La figura central de Makandal es Johnnié Mercedes, quien encarna a este personaje histórico y del imaginario folclórico. Mercedes acepta la imagen y personalidad de Francois Mackandal y refiere al público al historial que inicia con la famosa estatua del frente al Palacio Presidencial de Puerto Príncipe.

El elenco lo completan Manuel Raposo (emperador), Gilberto Hernández (Capataz), Yorlla Castillo (Anaisa), Pachy Méndez, Cindy Galán, Johanna González (las brujas), Orestes Amador (como el Chaman es extraordinario en su lenguaje corporal danzante y su vocalización), Miguel Bucarelli (relator), Francis Frica (esclavo) y Vadir González (músico en vivo).

Un personaje memorable y real

Extraño que un personaje como Makandal no haya llamado la atención de cineastas nacionales o extranjeros, porque su vida es fascinante.

Su nombre era Francois Mackandal, nacido en fecha desconocida, en África y acusado de «seducción, profanación y envenenamiento» por la autoridad colonial francesa, fue condenado a muerte el 20 de enero de 1758 y ejecutado el mismo día en la hoguera.

Alcántara valora a Rueda

Si una ventaja tiene este montaje, además de su calidad como producción, es que permite el encuentro con el singular personaje.

El escritor y ensayista literario José Alcántara Almánzar, al analizar La metamorfosis de Makandal dice: “Es la culminación de la carrera poética de Manuel Rueda, quien es el gran innovador de la lírica nacional, con una conciencia de modernidad que se manifiesta desde sus primeras obras”.

“El Makandal plantea uno de los temas recurrentes en la trayectoria poética del autor: la isla partida en dos, condenada a las desventuras de una tierra en la que se enfrentan sin cesar sus dos mitades”.

Fuente: Acento

Coordina: Henry Zacarias

Comparte Con Tus Amigos:
RSS
Follow by Email
Twitter
Visit Us
Follow Me
YouTube
Instagram

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Usamos cookies para asegurarnos de brindarle la mejor experiencia en nuestro sitio web. @manaystudio