Banco Central toma medidas para evitar sobrecalentamiento de la economía

Comparte Con Tus Amigos:
RSS
Follow by Email
Twitter
Visit Us
Follow Me
YouTube
Instagram

SANTO DOMINGO, República Dominicana.-El Banco Central de la República Dominicana informó este martes que está adoptando medidas preventivas para evitar un potencial sobrecalentamiento de la economía del país, el cual desencadenaría presiones inflacionarias y un desequilibrio macroeconómico interno.

De acuerdo con un comunicado, la entidad bancaria ha logrado reducir de forma significativa el excedente de liquidez del sistema financiero, principalmente a través de operaciones de mercado abierto, con el objetivo de acelerar el mecanismo de transmisión de las decisiones monetarias.

BCRD prevé que los fundamentos macroeconómicos se mantengan fuertes, con bajos déficits de cuenta corriente (en torno a 2.5% del PIB) y fiscal (3.0 % del PIB), en un contexto de estabilidad relativa del tipo de cambio.

“Ante este panorama de presiones inflacionarias más persistentes y de un dinamismo de la actividad económica mayor a lo esperado, al crecer en 12.3 % durante el año 2021 y 4.7 % comparado con el nivel de producción de 2019 (previo a la pandemia)», el BCRD está implementando un plan de normalización monetaria con el objetivo de facilitar la convergencia de la inflación al rango meta”, indicó.

A continuación medidas íntegras
Medidas monetarias en República Dominicana y resultados esperados

“Al igual que en el resto del mundo, la dinámica inflacionaria en la República Dominicana ha estado afectada principalmente por factores de origen externo. En este sentido, luego de alcanzar un máximo interanual de 10.48 % en el mes de mayo de 2021, la inflación se ha moderado gradualmente hasta situarse en 8.50 % interanual a diciembre de 2021, si bien la desaceleración ha ocurrido a un ritmo más lento de lo previsto.

Ante este panorama de presiones inflacionarias más persistentes y de un dinamismo de la actividad económica mayor a lo esperado, al crecer en 12.3 % durante el año 2021 y 4.7 % comparado con el nivel de producción de 2019 (previo a la pandemia)», el BCRD está implementando un plan de normalización monetaria con el objetivo de facilitar la convergencia de la inflación al rango meta. En ese sentido, el ente emisor ha incrementado su TPM en 200 puntos básicos entre los meses noviembre de 2021 y enero de 2022, con lo que se ubica en 5.00 % anual.

Adicionalmente, el Banco Central de la República Dominicana ha logrado reducir de forma significativa el excedente de liquidez del sistema financiero, principalmente a través de operaciones de mercado abierto, con el objetivo de acelerar el mecanismo de transmisión de las decisiones monetarias.

Es importante destacar que estas medidas han sido adoptadas de manera preventiva, con el objetivo de mantener ancladas las expectativas de los agentes económicos y para evitar un potencial sobrecalentamiento de la economía que pudiese provocar presiones inflacionarias adicionales y un desequilibrio macroeconómico interno.

Las tasas de interés del sistema financiero han comenzado a reaccionar gradualmente a las medidas monetarias, a la vez que el crecimiento del medio circulante (MI) se ha estado moderando, ubicándose en torno a 20 % al cierre de 2021, muy cercano a la expansión estimada del PIB nominal (aproximadamente la suma del crecimiento del PIB real y la inflación promedio del año).

Hacia adelante, el sistema de pronósticos del BCRD indica que, en este escenario activo de política monetaria, el mecanismo de transmisión de la política monetaria continuará operando durante los próximos meses, coadyuvando a la convergencia gradual de la inflación al rango meta durante el horizonte de política.

A pesar de los desafios provenientes de un entorno internacional complejo, la economía dominicana continuará mostrando su capacidad de resiliencia, al proyectarse un crecimiento del PIB entre 5.5% y 6.0 % para este año 2022, ligeramente por encima de su potencial, apoyado en el impulso que viene mostrando la demanda interna, la recuperación del turismo, los elevados flujos de Inversión Extranjera Directa y la dinamización de la inversión pública. Asimismo, se prevé que los fundamentos macroeconómicos se mantengan fuertes, con bajos déficits de cuenta corriente (en torno a 2.5% del PIB) y fiscal (3.0 % del PIB), en un contexto de estabilidad relativa del tipo de cambio.

Como se puede apreciar en el desarrollo de este artículo, prácticamente todas las economías avanzadas y de la región están reaccionando de manera proactiva, incrementando sus tasas de política monetaria para mitigar las presiones inflacionarias, originadas principalmente por factores externos como los aumentos del petróleo y otros commodities, además de mayores costos en el transporte global de contenedores.

Ante este escenario, el Banco Central de la República Dominicana se mantendrá dando especial seguimiento al entorno internacional y a la evolución de las presiones inflacionarias, con el propósito de adoptar las medidas necesarias que permitan el cumplimiento de su meta de inflación y el mantenimiento de la estabilidad macroeconómica.

Fuente: El Caribe

Coordinan: Héctor Edgardo Ramón Galvá y Victor Hugo Acosta de los Santos

Comparte Con Tus Amigos:
RSS
Follow by Email
Twitter
Visit Us
Follow Me
YouTube
Instagram

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Usamos cookies para asegurarnos de brindarle la mejor experiencia en nuestro sitio web. @manaystudio