Se fue a Las Bahamas y ahora no aparece; su pareja también salió en otro viaje

Comparte Con Tus Amigos:
RSS
Follow by Email
Twitter
Visit Us
Follow Me
YouTube
Instagram

La posible víctima tenía casi tres meses en Las Bahamas

BANÍ, República Dominicana.-Una madre, una tía y tres hijos en incertidumbre por no saber si María Estefa­nía Báez Paniagua (Fani) está viva o si iba en el bo­te que naufragó frente a La Florida, EEUU, el 23 de enero pasado.

Este es el círculo familiar más cercano de Fani, una banileja de escasos recur­sos económicos, que viajó de forma ilegal el 8 de no­viembre hacia Bahamas para llegar a Estados Uni­dos, y que se mantuvo en contacto telefónico desde allí hasta las 4:00 de la tar­de del 22 de enero. Tam­poco saben nada del espo­so de ella que le siguió los pasos en otro viaje ilegal la primera semana de enero.

Es que los viajes ilegales desde Baní a Estados Uni­dos parece que tienen la ruta de Las Bahamas des­de hace tiempo. Aunque el detonante fue el grupo que salió el 15 de enero des­de Baní y cuyos familiares han confirmado la muerte de Wilkin Romely Méndez Pérez, de 18 años, y Yunior Pascual Santos Báez, de 49 años.

Si los viajes ilegales se tra­taran de una epidemia en República Dominicana, Ba­ní sería como el epicentro de las tragedias, desde di­ciembre pasado con los 11 fallecidos en el accidente de Chiapas, México.

Es posible que Fani aborda­ra el yate que zozobró.

“Dicen que subió al bote y otros dicen que no subió, pero yo tengo la esperanza de que está viva”, declaró su madre, doña Josefa Pa­niagua a Listín Diario, entre lágrimas, en su modesta vi­vienda de la comunidad de Escondido, en Baní.

Fani, de 33 años, una traba­jadora incansable, dedicada a la venta de ropas y otros negocios, fue obrera en una importante empresa bani­leja, y salió con la esperan­za de darles mejores con­diciones de vida a sus tres hijos y a su madre, una viu­da que está desempleada.

Tiene tres hijos: el mayor, de 14 años, el segundp de 10 años y la pequña de 8,  esta­ban atentos, so­lo escuchaban lo que de­cían su tía Catalina Arias y su abuela Josefa. Los ojos de los niños estaban tris­tes.. Ellos también espe­ran que su progenitora es­té con vida.

7,500 dólares
Cuentan que Fani estaba con otra banileja en Baha­mas, pero que a ambas les dieron un tumbe de 7,500 dólares que tenían cada una para el pago del yate que las llevaría a Florida.

A la compañera de Fani, cuyo nombre ellos desco­nocen, le enviaron el dine­ro y pudo costearse el bote a La Florida. Fani aunque recibió ayuda enviada des­de Baní, no completó ese monto.

“Ella me decía que estaba bien, que estaba comiendo, para no mortificarme”, de­cía la madre.

Mientras la tía refutaba, “a mí me decía la verdad, que pasaba hambre, que esta­ba desesperada, que en una ocasión tuvo que mojar un poco de avena para tragar­la. Que la tenían en una ca­sa donde sólo veía a la mu­jer que iba a limpiar”.

Catalina se mantuvo llorando conversando con este medio, mientas pedía ayuda a las autoridades dominicanas y de Bahamas, “que rastreen la isla de Bimini a ver si la tienen secuestrada, si la están prostituyendo”.

Lamenta que con todas estas tragedias que pasan en Baní nadie los visita, ni les orienta sobre sus familiares.

La pareja de Fani era soporte económico para sus tres hijos

La pareja de Fani era el mejor padrastro, así lo definen Josefa y Catalina, pues cuando ella  viajó a Bahamas, él se quedó en la casa, que ambos tenían alquilada en el centro del pueblo de Baní, cuidando al hijo mayor de esta. Los más pequeños se quedaron con doña Josefa en la comunidad de Escondido.

“ Al enterarnos que él también se fue en un viaje de eso, yo me fui para la casa de ellos a cuidar a los tres niños, porque me llevé a los dos más pequeños que tenía aquí en mi casa” dice la abuela.

Sin embargo, al enterarse del naufragio frente a la Florida, Catalina pagó un taxi y trajo a su hermana Josefa para la casa de ésta y a los tres niños de regreso a Escondido.

“Yo le escribí (a Fani) el domingo 23 en la mañana para darle los buenos días normal, al ver que no contestaba me preocupé” agrega la tía.

Agrega que el hombre del viaje ( el organizador) el cual dice no conocer, le avisó a un familiar que Fani estaba presa en Florida, Estados Unidos, y allí un pariente pagó a un abogado para buscarla en las estaciones policiales y no dieron con ella, también la habían buscado en destacamentos de Bimini por tres o cuatro días y nada.  

El sueño de esta pareja era juntarse en Estados Unidos. Para lo cual habrían pagado sumas millonarias.

El padre de los hijos de Fani es muy pobre, es del barrio Pueblo Nuevo, un sector del norte de la ciudad, a orillas del río Baní, donde la enfermedad de unos abuelos postrados en cama y silla de rueda, es señal de que hay poco para ayudar a los tres hijos menores que están ahora en la comunidad de Escondido.

Datos sobre viaje a Bahamas

Los dominicanos requieren de visado para viajar a Las Bahamas, que está ubicada en el Caribe, al norte de las Antillas Mayores. Está conformada por cientos de islitas de las que solo 24 están habitadas, una de ellas es Bimini, desde donde salió el yate que naufragó con 40 inmigrantes del que solo sobrevivió el colombiano Juan Esteban Montoya Caicedo.

Desde República Dominicana a Las Bahamas hay una distancia de unos 779 millas.

Informe oficial.

El viceministro de Rela­ciones Exteriores, Jatzel Román, publicó en su cuenta de Twitter que han hecho contactos con familiares de cuatro dominicanos que posi­blemente iban en la em­barcación que zozobró, pero que “actualmen­te no hay confirmación oficial”.

Fuente: Listín Diario

Comparte Con Tus Amigos:
RSS
Follow by Email
Twitter
Visit Us
Follow Me
YouTube
Instagram

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Usamos cookies para asegurarnos de brindarle la mejor experiencia en nuestro sitio web. @manaystudio